lunes, 2 de abril de 2018

Algo malo dentro de mí


Autor: Roberto Fuentes
Editorial: Nube de tinta
N° de páginas: 183
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
Puntuación: 2 de 5 estrellas



La lectura de este libro fue posible gracias a la colaboración de Editorial Penguin Random House.



Sinopsis:

Marcelo tiene dieciséis años, adora la música disco, inventar coreografías y ver películas de Pixar con su hermano chico. Desde siempre ha pensado que es gay, pero este verano su amiga Sabé lo hará dudar. Juntos vivirán una aventura que los llevará a descubrir secretos insospechados de sí mismos y de sus seres más cercanos.
¿Será que todos estamos destinados a guardar misterios que cuando se revelan hacen la vida más maravillosa?



Comentarios:

Ufff... me encantaría decir que tengo algo realmente positivo que decir de éste libro, pero lo único que puedo rescatar de él es la canción que cita al comienzo "Algo malo dentro de mí - Los Prisioneros" y que el libro es corto y simple.
Me he encontrado con pocas pero variadas reseñas que hablan muy bien acerca de este libro, y así mismo la sinopsis del mismo es muy llamativa, sin embargo nada de lo que pensé que sería fue con lo que me encontré al leer Algo malo dentro de mí. 
No puedo decir que los personajes no tengan lo suyo, pues cada uno tiene algo que los hace únicos, pero el desarrollo de éstos, a lo largo de la historia y el trasfondo de cada una de sus actitudes me parece, por decir lo menos, irresponsable. En el desarrollo de éste libro nos encontramos con chicos que están en enseñanza media (secundaria) y que, por ende, están en proceso de descubrimiento de identidad y de cómo relacionarse con sus pares, lo cual me parece muy bien haya intentado ser tratado. Lo que me molesta de esta idea del "descubrimiento", y no sólo en cuanto a sexualidad, es que todo se relacionaba con sexo. Nos encontramos con un grupo de 4 amigos, cada uno con sus dramas internos y familiares, pero que ahogan sus penas con temas de quien besó a quien, de quién se acostó con quién o con quién será mejor acostarse y/o tocarse, al estilo "no sé si soy gay, me acostaré con X para saber si lo soy o no". Y no quiero dejar de lado la idea, muy estereotipada que presenta el libro, de que el hecho de ser gay, conlleva inmediatamente a que te guste la música disco y ser "loca".
Siento que Fuentes quiso contextualizar muchos temas que hoy vemos, sin embargo no encuentro que haya guiado los temas de buena manera. Así mismo, se ve que quiere haber trasfondo en la historia, con dramas personales, familiares y sociales, pero en 183 páginas se tratan de una forma muy básica. Quizás si hubiese dado más importancia a otras cosas, a los temas realmente importantes, como quiso ser la familia, el perdón, la honestidad, el libro hubiese conseguido el impacto esperado en cuanto a "misterios que cuando se revelan hacen la vida más maravillosa" que es lo que vende la sinopsis. Así mismo, Todo el drama que vive el protagonista, fuera del tema de ser gay o no, pienso que es para tratar de darle al libro un peso que no tiene.
Hubieron muchas ideas y temas que se quisieron tratar en este libro, sin embargo no creo que haya logrado ningún objetivo de reflexión positiva, si era eso lo que se planteaba. Este libro me ha frustrado a tal punto, que no lo recomendaría, y mucho menos a jóvenes de la edad de los personajes, ya que según mi opinión, no aporta a ningún tipo de actitud que pueda ser positiva o provechosa para sus futuros. Dentro de todos los comentarios que he leído de éste libro, muchos hablan del valor de la amistad que deja, pero es algo que yo no logro ver. No entiendo que la amistad, como se muestra en el libro, pueda ser un modelo a seguir, entiendo por qué se puede pensar así, pero la amistad va más allá de lo que el libro representa.

Lorena Fernanda